miércoles, 20 de junio de 2018

GRUPO DE CULTURA. PLAN B

  
         Los granadinos conocen y aman esta ciudad famosa a nivel mundial, más hay determinados rincones a los que muchos no han tenido la posibilidad de percatarse de las bellezas que en ellos se encierran.


                                                                                                         Valle de Valparaiso
                                                   Cuesta del Chapiz. Óleo de José Medina Villalba.


Nos encontramos en la puerta, que hace número 20, de una calle granadina que le debe su nombre al morisco Lorenzo el  Chapiz que vivió en la Casa Blanca, muy próxima al lugar en el que nos encontramos, fue en otra época un palacio nazarí (Dar al Bayda).





                                                             Esperando el momento de la entrada
Son las cinco de la tarde, cuando se cumple, en las plaza de toros, el rito sagrado,  al pie de la letra, de abrir la puerta de chiqueros para que comience la corrida, el Sol está haciendo de las suyas y cae sobre nuestros cuerpos como si fuera un Sol de justicia.



 Paulatinamente van incorporándose los que esta tarde van a descubrir un lugar muy cercano, porque se encuentra al pie del famoso barrio del Albayzín, pero al mismo tiempo lejano porque hasta ahora les había sido desconocido, por lo menos para una buena parte de los que se van a reunir.

                                                    Cuesta del Chapiz. Óleo de José Medina Villalba

Ciertamente, para algunos no le es totalmente novedoso porque, en su niñez, vivieron la experiencia de una escolaridad en estos lares, y es el momento de revivir épocas de la infancia y experiencias del pasado para, en cierto modo, volver a un tiempo del ayer solamente  en la fantasía de la mente, porque lo cierto es que, aquellos tiempos no se podrán hacer realidad, pero sí, por unas horas, volver a ser infantes aunque sea simplemente enmascarados por la sombras de la ilusión.



                                                           Entrada a la Casa Madre del Ave María

La primavera florida, ha intentado asomar los bigotes, pero el invierno con todas las vestimentas que le acompañan no le quiso  dejar paso, hasta ahora prácticamente, hemos estado  nadando en agua, y a un periodo intenso de años de sequía el tiempo ha dado tal vuelta, que hasta las ranas se han tenido que quitar la cantimplora, que les aliviaba la sequía que hemos padecido, según comentaba el humorista Chiquito de la Calzada, pues ha llovido con tal intensidad, como hacía muchos años no se percibía.


Resultado de imagen de Colegio seminariode maestros del ave maria

                                             Patio del Colegio donde se hizo la entrada. Carmen de la Victoria

El tiempo ha cambiado radicalmente pero como suele pasar todos los años hemos pasado del abrigo, al bikini, hemos disfrutado de una tarde apacible y soleada, yo diría de más, por el excesivo calor, para protagonizar una visita espléndida.
Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aún más hermosas,
sus flores se abrirán.






La jornada, acompañados por un cielo de un azul celeste y un espléndido sol han sido los protagonistas en este anticipo de verano que intenta nacer, que aún no ha sacado a relucir sus arreglos personales con los que luce su elegante talle, más, ¿por qué no  darle rienda suelta a nuestra imaginación y anticipar la belleza con la que se engalana? Pues queridos amigos y acompañantes, en esta visita lugares que aún no han florecido los vamos a ver hechos realidad.




Por analogía, esta tarde será una realidad exhalar el perfume embriagador de las trepadoras glicinias por los muros del tapial, el de las celindas que acariciarán nuestros rostros, dejándonos la blancura de sus pétalos al pasar por debajo, el de las rosas multicolores del jardín de la palmera maltratada por el picudo rojo.
Volverán las oscuras golondrinas
      en tu balcón sus nidos a colgar
       y otra vez con sus alas en los cristales
       jugando llamarán.
      Parangonando estos versos:


                                                         Mural de la inmensidad de aves que anidan en el bosque
     
       Esta tarde volverán la infinidad de pájaros que anidan en el bosque, de este maravilloso valle, que albergarán en nuestros tímpanos las melodías de sus gorjeos jugando con sus alas a través del verdor del bosque. 
     Se notaba cierta inquietud entre los visitantes que, situados en la puerta del Colegio, se saludaban, hacían sus comentarios y presentaciones, para en poco tiempo constituir un grupo homogéneo que, en el transcurso de la tarde, dejaría la homogeneidad para convertirse en un verdadero grupo familiar.


                                                                 Mari Carmen Huertas Torres

Ha habido un motor que ha puesto en marcha esta visita, la programación que para este mes de Junio tenía proyectado el Grupo que lleva por título: Grupo de Cultura. Plan B. Un miembro del equipo directivo, hace meses se había puesto en contacto con este guía, se llama Mari Carmen Torres Huertas y habíamos concretado la visita.
Cumplido el tiempo de cortesía para que terminaran  de incorporarse los previstos, hacemos el introito en el Salón de Audiovisuales. 


El guía, José Medina Villalba, les da la bienvenida, diciéndoles que en estos momentos han tomado posesión de la Casa Madre del Ave María, como madre que es acoge a sus hijos con los brazos abiertos, de tal manera que en estos instantes os podéis sentir hijos adoptivos de esta casa.
Les hago un planteamiento del itinerario que en esta mañana vamos a seguir: 
1.- Situación del Colegio.
2.- Orígenes del fundador D. Andrés Manjón.
3.- Sus padres, destacando especialmente a su madre.


                                                           La familia de D. Andrés Manjón
                                                        La escuelas que le tocó vivir en su infancia
4.- La escuela y el maestro que le tocó vivir en su aldea, Sargentes de la Lora.



                  Andrés Manjón estudiante

5.- Los estudios en el Seminario de Burgos.
6.- Estudios en Valladolid y doctorado en Derecho.


            Andrés Manjón Catedrático

7.- Catedrático en Santiago de Compostela.
8.- Llegada a Granada.

                                                                
                    Andrés Manjón sacerdote

9.- A los 40 años se hace sacerdote.
10.- Canónigo en la Abadía del Sacromonte.

                      Cueva de la "Maestra Migas"

                      Francisca Montiel "La Maestra Migas"

11.- El encuentro con la “Maestra Migas”.

                          La compra del primer carmen.

12.- Compra del primer carmen. Año 1889 nacimiento de las Escuelas del Ave María.


                                                   Un carmen albaicinero. El Carmen de la Victoria 

13.- Narración de lo que es un carmen albaicinero sus encantos y bellezas.
El interés se va despertando, por momentos, conforme trascurre la exposición, al sentirse actores que pueden penetrar en el interior de uno de esos paraísos albaicineros, según el poeta Pedro Soto de Rojas son, “jardines cerrados para muchos, paraísos abiertos para pocos”.

 Conducidos, de manera imaginaria,  por las palabras del narrador,  les hace ver todos los rincones desde el zaguán de entrada pasando por el patio donde se respira el frescor nada más entrar, sobre todo en los días calurosos del verano, sus elementos decorativos, 



                                                       Patio de un  carmen albaicinero

la fuentecilla de taza nívea con el agua que sensualmente cae sobre la taza y salpica a las hojas anchas de las pilistras que le rodean, refrescándose y refrescando el ambiente, el jilguero que con su trinar hace más agradable la estancia o el pipo de agua fresca que despereza al albaicinero después de haber cumplido con el rito sagrado de la siesta.

                                                          Entrada a un carmen en el Albayzín

El jardín con sus paseos rodeados de bojes e infinidad de plantas olorosas, las glorietas y fuentecillas, albercas, estatuas, bancos para reposar y meditar y siempre teniendo como fondo el maravilloso decorado de la Sultana Alhambra.

                                     El carmen albaicinero es balsámica fragancia, murmullo de aguas, perfume embriagador...

Como eslogan que puede resumir la esencia pura del carmen, podemos decir que a pesar de lo dicho el carmen es balsámica fragancia, murmullo y sahumerio, penumbra y estallido de color, el pentagrama en clave de sol, donde sus cinco líneas están formadas por los regueros,  albercas, estanques, atanores, donde el agua compone en corcheas, fusas y semifusas sus mejores melodías.


                                                           El misterio del "Arco de las Monjas"

Salidos del imaginario carmen y, de madrugada, recorremos las estrechas callejas albaicineras, a través de las que solo se escucha el rastrear de nuestros pasos sobre el empedrado de la calleja, el chirriar de un grillo escondido en el tapial de un carmen, el tintineo melódico de las campanas de un convento que llama a las monjas a la oración, nos vienen desde la lejanía los toques de la Campana de la Vela, que ordena, a los labradores de la “Vega Granadina”, el cumplimiento de las ordenanzas de los riegos, llegamos al misterioso Arco de la Monjas, para vivir los momentos tenebrosos de los ahorcados de la Guerra de la Sucesión, para volver sobre nuestros pasos y escuchar en el trasfondo del carmen las notas del pianista García Carrillo que  llegan a nuestros oídos convertidas en las melodías de “Noches en los jardines de España”, 




                                             Las notas musicales del pianista, García Carrillo salen del carmen

todo  envuelto en el perfume embriagador que se derrama por los tapiales del carmen, cuyas paredes son las de un cofre que encierra en su interior el maravilloso tesoro que no es otro sino el del carmen, bajo las luminarias de un inmenso cielo azul cubierto de estrellas, y el foco impresionante de una luna llena que, desde la Torre de Comares, en la Alhambra, nos hace un guiño.



                                               Calle del Albayzín. Cuesta de la Victoria. Óleo de José Medina Villalba

Uno se siente cómodo cuando capta que el auditorio también lo está y es el momento de entrar en la temática que se refiere a la Pedagogía Manjoniana.

Les hice ver los pilares fundamentales en los que se basa nuestra Pedagogía, la Pedagogía de la Escuela Experimental, de la Escuela Activa, de la Escuela al Aire Libre, o Escuela Nueva, antes que otros pedagogos: Decroly, Montessori, Alfred Binet, Pestalozzi, Dewey, Edouard Clapared, que a partir de 1905 se proclamaron como creadores de la Escuela Experimental, sin embargo Manjón en 1897, como se ha demostrado por la tesis doctoral de D. José Montero Vives, fue el que la puso en práctica en hermosos jardines allende de la ciudad, la escuela activa siendo el precursor de la misma.


                                    Escuela Activa. Lección en el mapa de España ante el Infante D. Jaime de Borbón
                                           
En la lección inaugural del curso universitario 1897, con el título: “Cualidades de una educación y cuales nos faltan”, Manjón sentó, en dieciocho puntos, los principios fundamentales que requiere una buena educación.
Haciendo una síntesis y recopilación de los más fundamentales, como basamento de las restantes, la Pedagogía Manjoniana es:

                             Banda de música del Colegio (1930)

1.- Una pedagogía lúdica (basada en el juego).
2.- Activa, física y mentalmente por parte del alumno y del maestro.
3.- Metódica. (No es mejor maestro el que más sabe sino el que mejor sabe enseñar aquello que conoce, usando método pedagógico).
4.- Campestre, al aire libre.

                 D. Andrés Manjón en una clase al aire libre. (1915)

5.- Una pedagogía de valores. Conseguir hacer de los niños y de las niñas, hombres y mujeres cabales, completos, en función de la doble misión que a todo ser nos corresponde con respecto al cuerpo y al intelecto.
Todos estos puntos, los fui desarrollando con el lenguaje propio, teórico y práctico utilizado por Manjón.




Los estados anímicos del numeroso grupo se van engrandeciendo al ir paseando tranquilamente y siendo actores de cada una de las escenas y momentos que van apareciendo en el trascurso del recorrido.



Alrededor de unos mapas en relieve de la época de Manjón, que forman parte de la pedagogía manjonina, escuchan atentamente las explicaciones de su utilización para la didáctica en la asignatura de Geografía.



El vivero como taller de trabajo, para que los alumnos aprendan todo lo referente a la jardinería, se observa a vista de pájaro.
Vamos ascendiendo a otros planos donde las perspectivas del decorado de fondo se nos presenta de forma diferente: la Alhambra, las torres de algunas iglesias, y en la lejanía la Vega de Granada y las Sierras de Almijara y Tejeda al fondo, los maravillosos jardines de la Escuela de Estudios Árabes, van agrandando los sentimientos de cada uno de los alumnos.




También el paladar siente el sabor de los ricos higos chumbos, planta autóctona del lugar, que pregonaban las vendedoras de este fruto cuando en el mes de agosto bajaban por la Cuesta del Chapiz pregonando: ¡Qué gordos y qué dulces! ¡Qué ricos higos llevo hoy!

Resultado de imagen de JARDINES DE LA ESCUELA DE ESTUDIOS ÁRABES DE GRANADA

                                                 Jardines de la Escuela de Estudios Árabes
Resultado de imagen de JARDINES DE LA ESCUELA DE ESTUDIOS ÁRABES DE GRANADA

Siento cómo los visitantes se encuentran motivados por las explicaciones que van recibiendo, invitándoles para que vayan disfrutando del atractivo que el recorrido les va proporcionando: limpieza del panorama, hechizo del entorno, musicalidad del agua del río, y del gorjeo de los pájaros, belleza visual de los jardines…, van entusiasmando al grupo.



Tocarles la fibra sensible y poética que el lugar despierta en cualquier momento de las estaciones del año, fue otra de las paradas realizadas para hacerles ver que cualquiera, sin ser poeta, en determinados instantes y ante diversos panoramas sentimos ese lirismo poético en nuestro interior.



Belleza poética de atardeceres en el Colegio, musicalidad de guitarras y cantos de las zambras gitanas, luminosidad de la Sultana Alhambra que al anochecer se convierte en un ascua de fuego rojo, para quitarle el miedo al Colegio por si algún duendecillo, salido del bosque, pudiera interrumpirle el sueño, y despertar al alba del recinto con la brisa gélida que viene de Jesús del Valle; una breve descripción para relatar cómo el colegio se duerme y despierta diariamente de una forma proso-poética.





Visita a las cuevas, en las que impartió clases el primer maestro gitano que formó Manjón, D. Enrique Amaya Heredia, donde actualmente se conservan objetos y fotografías del pasado.

                                                 Paseo central del Colegio. Óleo de José Medina Villalba

Los vehículos que utilizó Manjón para desplazarse por la ciudad dieron su entrada junto a una serie de anécdotas ocurridas con relación a “La Paloma”, “La Golondrina” y “La Morena”, fueron las tres burras que sirvieron para llevarle sobre sus lomos  durante su vida.

                                                        D. Andrés Manjón sobre "La Morena".

Nos esperaba el gigantesco mapa en relieve, las explicaciones de cómo jugando y haciendo de marineros, para recorrer los mares en imaginarios cruceros ocupados por los alumnos con sus respectivas funciones de capitán, contramaestre, grumete…, se aprendían los cabos y golfos geográficos; haciendo de mineros, comerciantes, agricultores, montañeros, ingenieros…, se asimilaban los lugares donde se extraen los minerales, los productos agrícolas, construcción de vías de circulación, cordilleras, autonomías, etc. todo lo concerniente a la Geografía Física y Política de la Península Ibérica.




Otro tanto ocurrió en el gráfico de la gramática  para el aprendizaje de las oraciones gramaticales con relación al análisis morfológico y sintáctico.  Desarrollamos una lección práctica relativa al estudio de los distintos elementos que componen la oración gramatical.
Se prestaron a hacer de alumnos y recordaron cómo aprendieron las oraciones gramaticales, en sus respetivos colegios, y cómo D. Andrés Manjón lo hizo ameno con los llamados: Círculos gramaticales. 



De la misma manera con los otros gráficos que existen a continuación: de la Orientación, los Mandamientos, el pentágono de la salud, la Rayuela de la Historia de España, el reloj y las horas, la Anatomía y los distintos aparatos, Sistema Planetario, Tabla de Pitágoras, se los fui explicando, así como la didáctica utilizada en cada uno.


                                       Explicando cómo se utiliza el gráfico de la Rayuela de la Historia de España

Gráficos que, como dijo el fundador, son el inicio, más sueño que realidad, de lo que en un futuro queremos se convierta en un compendio de juegos, para un sistema pedagógico de enseñanza.



Dentro de la capilla, donde se encuentran los restos del fundador, conocieron su historia, desde la construcción, así como las obras de arte que encierra.




Visita al museo, es decir, a las dependencias del despacho, dormitorio y útiles humildes de nuestro fundador, sacando a relucir algunos de los muchísimos personajes que dejaron plasmado en el Libro de Visitas sus impresiones, al haber estado en las Escuelas tales como: Miguel de Unamuno, Pedro Poveda, Rufino Blanco, Andrés Segovia, Miguel Fenollera, el Rey Alfonso XIII, los infantes Jaime y Carlos, la infanta Isabel.
Se concluyó dejando plasmadas en el Libro de Visitas, por Mari Carmen Torres Huertas, miembro de la Junta Directiva del Grupo Granada. Plan B, las impresiones sacadas de esta mañana, tanto a sus compañeros de visita como a ella, rubricadas con su firma.




Terminé con unas conclusiones que con frecuencia utilizaba Manjón:
“De esta visita, tome cada uno aquello que le interese, amplíen los pensadores las ideas que aquí se apuntan, perdonad si no ha sido de vuestro agrado, porque ni es hábil el cocinero ni jamás se guisó a gusto de todos”.
Un aplauso tanto de los visitantes como de este guía cerró la visita.
 Todos hemos disfrutado, de esta espléndidas tres horas de recorrido por el colegio, algunos comentaban, al final,  se les habían  pasado “en un volón” junto con este guía pedagógico, y en algún momento guía turístico, que siempre pone el máximo de interés para que los visitantes se lleven el mejor recuerdo de su paso por las Escuelas del Ave María.
Sirva este archivo de recuerdo a los granadinos, del Grupo de Cultura. Plan B,  que visitasteis, las Escuelas del Ave María Casa Madre, el jueves  14 de junio de 2018.



                                                            José Medina Villalba
                   
                REPORTAJE FOTOGRÁFICO DE LA VISITA A LAS ESCUELAS.