miércoles, 19 de febrero de 2014

LOS GEMELOS DE GRANADA


 
                                           Torres gemelas de la Basílica de la Virgen de las Angustias
La palabra gemelos tiene varias acepciones según el significado que la Real Academia Española le aplica en el diccionario, en cada situación. Se adapta a la cosa que es igual a otra, con la que forma un par, por ejemplo, las torres gemelas de la Basílica de la Virgen de las Angustias en Granada.
Músculos situados en la parte inferior de la pierna y que con otro igual a él, se une al talón y sirven para mover el pie.
Adorno formado por dos piezas que se usan para cerrar el puño de la camisa.


Aparato óptico para ver a distancia con los dos ojos, formado por dos tubos, uno para la visión de cada pupila, que tiene en su interior una combinación de prismas y lentes.
Según la posición por donde mires a través de este aparato los objetos se alejan o acercan, en nuestro caso, los GEMELOS DE GRANADA, se aproximan y acercan a la gente, con su simpatía, gracejo y arte, proceden del mismo óvulo y se identifican físicamente, son Ángel y Julio Rubio Linares.

                                                      Julio y Ángel, Los Gemelos de Granada
El día 15 de febrero de éste 2014, había amanecido con una vestimenta especial, a los rigurosos días de este invierno, que se están cerniendo sobre Granada, frío intenso, viento, lluvia, habían dado un pequeño respiro, y en esta jornada la temperatura ambiental había cambiado, daba la impresión de que la climatología se quería acoplar, para darle mayor solemnidad, al evento que se iba a celebrar.


El Barrio del Realejo, junto al del Albayzín se complementan por la sintonía de sus calles, cármenes, tradición histórica, amabilidad de sus gentes.., lugar donde la cultura judía se desarrolló durante siglos, acompañando a las otras dos árabe y cristiana que convivieron hermanadas en esta ciudad.

                                                    La Corrala de Santiago
Ángel Rubio Linares, ha sabido escoger perfectamente el lugar idóneo para exponer sus óleos, “La Corrala de Santiago”.
Las corralas de vecinos fueron edificios que subsistieron durante muchos años y albergaron a numerosas familias que en ellas hicieron vida.

                                              La Corrala de la Casa de la Lona
Famosas en Granada fueron la Corrala de la Casa de la Lona, ésta a la que nos referimos, que se encuentra en la Calle Santiago; había otras con el título de casas de vecinos, como las situadas en la Calle Horno del Oro, números 12 y 14.


Son las ocho de la tarde, el bullicio se hace notar desde el momento que entro por la Calle Santiago, a la puerta de la Corrala, en el número 5, un buen número de personas se van incorporando al acto que se va a inaugurar, un cartel colocado al margen de la puerta de entrada anuncia el evento: EXPOSICIÓN DE PINTURA DE ÁNGEL RUBIO LINARES, “LUZ DE GRANADA”.

                                            Paseo del Padre Manjón, o de los Tristes
La sala espaciosa alberga un numeroso conjunto de cuadros en los que nuestro anfitrión ha sabido perfectamente captar la luz de esta ciudad; metrópoli donde los pintores de todas las épocas han sabido imprimir en sus cuadros el sello inequívoco de la luminosidad en cualquier momento del día, o de la época estacional; Ángel, ha intuido perfectamente cómo robarle al espacio etéreo la esencia  del momento y plasmarlo en sus cuadros.

                                         Camino del Sacromonte, Barranco de los Negros
La exposición dedicada a Ángel Rubio Mondejar, padre de los gemelos, está presidida por uno de sus cuadros de pintura.

                                                        Ángel Rubio Mondejar

                                       Por el Santo Sepulcro. Obra de Ángel Rubio Mondejar
Los visitantes lentamente van impregnando sus retinas del espectáculo que sobre las paredes cuelga, una pintura figurativa y paisajística de los diversos lugares del Albayzín y del Sacromonte. 

                                                     La Carrera del Darro
           Se inaugura la exposición con la asistencia de numeroso público.














                                                            Con el pintor Fernando González
                                                               Con "Curro Albayzín"
                                                          Con mi profesor de pintura Juan Molina
                                                            Con Manuel Lorente "cantaor"
                                                        Con  Miguel Hidalgo Linares. Inspector de correos.
                                                 Con Andrés Navarro, gerente de la Universidad de Granada

Con Francisco Castillo Linares, director de banca.

                                     Con Victoria Padial, campeona de España, subcampeona de Europa, finalista 
                                                                     en las Olimpiadas de invierno en  Sochi, Bitalón , modalidad de esquí.

                                                 Con Francisco José Medina Arroyo

                                                             Raul, el "Niño de las Pinturas"

                                                                 Con José Gonzalo Olivares

                                                         Con Manuel Morales Puertas

                                El pintor con Francis Medina, Francisco Medina, José Medina y Pablo Medina


                                             Isabel, José Miguel Sánchez y Ángel Rubio

                                               "Los Gemelos" con Isabel y José Miguel









                                     "Los Gemelos", con D. Juan Sánchez Ocaña y D. José Medina Villalba


                                                                    Con el pintor, escultor, ceramista y restaurador, Vicente Arroyo Valero


                                Con Vicente Arroyo Valero,  Miguel Berbel Vera, director del "Museo Cuevas Sacromonte"
                                                                                            y José Medina Villalba

































Magnífica exposición pictórica, con la luz de Granada como protagonista, en sus mejores rincones, dan al espectador un claro testimonio de los atardeceres en cualquier instante del día, siendo los principales protagonistas: el Valle de Valparaiso, las callejas albaicineras, el Sacromonte, como testigo presidencial y como Notario Mayor, para dar fe, la Carrera del Darro.

                                            Valle de Valparaiso por el Sacromonte
Ángel sabe sacarle partido a la luz a través de los blancos y violetas, el color de sus cuadros resuma frescura y en los verdes se puede percibir la humedad que rezuman. El pintor domina la pintura llena de arte y belleza que cautiva al espectador.


                                                                Santa Isabel la Real
                                              Carrera del Darro, la calle más visitada del mundo.


                                                        El Campo del Príncipe

                                                  Cuesta del Chapiz e Iglesia del Salvador

                                                    Cuesta del "Rey Chico".


                                                           Iglesia de Santa Ana
                                   La Torre de las Damas, en la Alhambra, envuelta en una atmósfera especial

                                           Por los acurrucados rincones de la Abadía del Sacromonte.


                                                      La ciudad desde el Zenete
Armonía de colores, murmullo orquestal de aguas que corren por el río Darro, gorjeo sinfónico de aves, cantos de zambras, rasgueos de guitarras, armonía y paz son los elementos básicos que se respiran en el Valle de Valparaiso.
                                                        Valle de Valparaiso
Aquí nació y vive Ángel Rubio Linares, influenciado por todos estos elementos han hecho de él un gran pintor, compositor, músico y cantante, situándole en primera línea, en el vanguardismo del arte pictórico.                                                   
Su pintura realista, con un sello de frescura, capta a la perfección la luz inigualable de Granada, despertando sentimientos de belleza y poesía en aquel que la contempla.

                                                         Puente Quebrada. (1900)
Su visión pictórica la traía desde el momento que, por primera vez, vio la luz en ese rinconcito encantador de Puente Quebrada, en el Sacro Monte, las Escuelas del Ave María y sus maestros, especialmente D. José Medina Villalba, supieron avivarle lo que ya traía innato, poniéndole directamente en contacto con la Naturaleza, con las salidas al campo y a los jardines del Colegio, para que comenzara a plasmar, en su cuaderno escolar, lo que el paisaje del Colegio le brindaba.

                                        Pedagogía al aire libre, D. José Medina Villalba con sus alumnos.


                                                  Jardines del Colegio del Ave María.
Mientras comparto estas vivencias con algunos de los asistentes: Curro Albayzín, los pintores Juan Molina, Fernando González, y otros que fueron mis alumnos en el Colegio del Ave María, hoy día ocupando puestos importantes en la sociedad, familiares y amigos del barrio de los que hacía años con los que no había conectado.                                 
                                  Compartiendo con el pintor y algunos asistentes, entre ellos "Curro Albayzín".
Sin dejar este ambiente, que me embarga por momentos, comienzo a sentir las vivencias de otros instantes experimentados, años pasados, en esta corrala, sin abandonar la conversación, mi mente se evade para actualizar hechos del pasado.

                                                 Las muchachas bordan las mantillas...
 Veo a las muchachas que aquí habitaban, después de fregar los platos, sentarse en los corredores soleados, con sus bastidores bordando las mantillas que se lucirían, por otras damas, en las corridas de toros, fiestas del Corpus Christi, sentadas en sillas de anea; otras remiendan en los calcetines los ojos de pollo, con huevos de madera, que se colocan en el lugar correspondiente para facilitarles la labor.

                                                  La hora de la novela, todos pegados a la radio.


                             Trini Linares Única, madre de "Los Gemelos" escucha la novela en la radio de su casa.

Todas expectantes alrededor de la flamante radio Telefunken, comprada a semanería, de Concha la vecina. Al aire salen las voces de Juana Ginzo y Matilde Conesa, para escuchar la novela de “El capote del Espartero”, o de "Ama Rosa", por momentos la emoción es de tal grado, que las lágrimas corren por las mejillas de las adolescentes.
Todas ellas, muy pulcras, se han colocado el pañuelo, con el que enjugarán sus lágrimas, que ha servido de parapeto para que los muchachos desde el patio no les vean las pantorrillas.
            
                                                      Colegio del Ave María de Vistillas                        
Todo termina cuando llega la patulea de niños que acaban de salir del Colegio, de las Vistillas del Ave María, que se encuentra en la Calle Molinos;
-María, me voy que está aquí mi Juanico y le tengo que preparar la merienda, pan con un “hoyico” de aceite.
-¡Anda, que como se ha puesto de caro el aceite!

                                              La tina era la bañera común en aquellos tiempos.
-Carmelillaaaa, (dirigiéndose, con un enorme vozarrón a la vecina que está en el corredor del tercer piso) préstame la tina, cuando mi “Toñillo” vuelva  de jugar en el Campo del Príncipe, que viene hecho un haragán lo voy, con este estropajo de esparto,  a escamondar y espercojar y va a quedar como los chorros del oro.

                                                                Las pilas eran las lavadoras comunes para todos los vecinos de la corrala.


                                                El retrete era compartido por toda la vecindad
Hay chismorreos y críticas desgarradas sobre la Juanita, que cada vez que usa la pila colectiva de lavar, que hay en el patio, la deja hecha un asco, o “la Paca” que le toca limpiar los jueves el único wáter (retrete)que hay en el patio, y  lleva ya dos semanas sin hacerlo; ¡las dos son unas asquerosas!

                                                  Los niños jugaban en la calle a las bolas.
Un niño, viene llorando porque Pepillo le ha quitado “dos bolas de china” (canicas) y aquello degenera en una pelea entre dos vecinas, que a veces llegan a tirarse del moño.
                                Los pequeños problemas de los niños se convierten en tragedias para los mayores.
Resuena en lo más profundo de mi alma aquel sonsonete, en aquellas tardes de los domingos cuando, en el patio de la corrala, se escucha la voz del personaje que le da vueltas a un redondo bombo en cuyo interior un determinado número de bolas de madera, con números en “totum revolutum”, chocando unas contra otras, dan al ambiente un aire de expectación mientras el cantor voceaba los números conforme iban saliendo: la casa de los locos, la niña bonita, el abuelo, los dos patitos, las dos alcayatas..., y cada uno de los vecinos va cubriendo con garbanzos, en el cartón, los números que tiene. Al fin, de la parte más alejada, apoyado en una de las columnas de madera del patio, se oye una voz que grita, ¡bingo!
-¡Será hijo puta! Se escucha por otro rincón.
-Qué suerte tiene, es la segunda vez que canta bingo.
De nuevo reparto de cartones y vuelta a comenzar.
-Se juega el cartón a dos reales, es la voz del que gira el bombo.


                                                    Vestimentas raídas por los años.
De esta manera se pasaban los domingos, esperando la llegada del lunes para salir, por la mañana, al ser de día con las vestimentas raídas por los años, pellizas que han pasado de padres a hijos y que aún siguen rindiendo, con el hatillo de la comida en la mano, o la cesta de mimbre y con los pasamontañas colados hasta las orejas en busca del trabajo a pie de obra, otros marcando el rin, rin de sus bicicletas pidiendo paso, y poco más tarde algunos mejor trajeados con pañuelo al cuello y largos abrigos de paño, con las solapas subidas para protegerse mejor del frío del mes de enero, en dirección, unos a la tienda de tejidos, donde actúan como dependientes, y otros a alguna oficina.

                                            Los niños jugaban echando trozos de madera al fuego
Por los Santos, y con el comienzo de los primeros fríos, llegada la noche, por mi mente entre real y difuminada veo aquella hoguera que se encendía en medio del patio, los niños jugaban echando trozos de madera para acrecentar las llamas, el color rojizo tornándose en determinados momentos en amarillento, jugueteaba balanceándose en las paredes del patio y las sombras de los allí presentes como fantasmas aparecían y desaparecían, mientras los rostros se iluminaban, las llamas se balanceaban y alguna chispa juguetona saltaba y se esfumaba hacia lo más alto de los corredores.

                                                Las sombras se balanceaban como fantasmas

                                                   Se contaban historias de miedo
-¡Niño no tires más cosas al fuego que esta noche te puedes “mear” en la cama!
Se contaban historias de miedo que hacían más emocionante el momento: el fantasma del Realejo, la mano negra que todas las noches aparece en el Callejón de las Campanas, la bruja del barrio, la muerte pelona…, después cuando había que irse a la cama nos cogíamos de las faldas de nuestra madre o vecina hasta llegar a la vivienda, en el segundo corredor, donde  vivían hacinadas en dos habitaciones, el matrimonio con tres y cuatro hijos.
La casa de la Corrala de Santiago donde habitaban veinticinco familias era un solo clan, se sabía en todo momento lo que pasaba en cada familia y hasta los secretos más escondidos corrían de boca en boca, pero también, y esto imprimía un sello personal, había mucha solidaridad y apoyo entre la gente que allí habitaba.

                                                   Dejando el pésame por escrito en la mesa del sepelio
Ver la puerta de entrada, medio cerrada, con una mesa cubierta con un trapo negro, era mal augurio, los llantos y gritos se escuchan desde la calle, ¡ha muerto Antonio el zapatero! y ha dejado viuda y siete churumbeles.


                                                   ¡A muerto Antonio el zapatero!
Allí estaba el cuerpo presente con cuatro cirios en cada una de las esquinas de una humilde caja, en aquella habitación donde habían comido, habían guisado, habían venido al mundo los hijos, y donde en determinados momentos reinó la alegría y se tocó la zambomba en aquellos días de la Navidad, hoy el silencio y la amargura se cierne en una atmósfera de tristeza, mientras unas vecinas rezan el rosario al compás de un sonsonete monótono.
Todo ha pasado por mi mente como un verdadero relámpago, con escenas unas con cierta claridad, otras más apagadas y algunas que quieren volver a la realidad, pero por más esfuerzos que hago las veo entrecortadas.

                                                       Los Gemelos en el concierto
Salgo de la sala donde se encuentra la exposición y paso al escenario donde se va a celebrar la audición musical.

                                                             Una instantánea del concierto 
Encontrar una silla para participar, tranquilamente, en el concierto era bastante complicado, había que estar de pie, pero merecía la pena por escuchar las canciones que “Los Gemelos”, acompañados por su conjunto musical de Jacinto López, acordeonista, Pepe Dougan pianista, Juan de Loles percusionista, Carlos García bajista, harían las delicias de los asistentes.

Extraordinario concierto donde el ambiente sacromontano y granadino, glosado con sus mejores letras y notas musicales, cautivaron a un numeroso público que supo agradecer, la gentileza de estos "GEMELOS Y SU ORQUESTA", con los aplausos más calurosos.
                                       Su maestro se sonrojaba por algún rincón y agradecía la dedicatoria
Por algún rincón un espectador se sonrojaba cuando surgía al aire la dedicatoria, a su persona, de alguna de aquellas melodías, y con gran satisfacción acogía esta ofrenda de dos chiquillos, hoy grandes artistas, que en tiempos pasados fueron mis alumnos en las Escuelas del Ave María, y que puso su granito de arena en acrecentar la vena artística que en sus genes traían.

                                          Los Gemelos, Julio y Ángel en el Colegio del Ave María.
Mucho público y feliz acontecimiento.
Agradezco de todo corazón esta dedicatoria y mis felicitaciones más efusivas por este evento, deseando se cumplan los objetivos propuestos en su realización.
Me congratulo con toda la familia Rubio Linares, hermanas: Mari Trini, Alicia, Carmen, Gema y Estela, donde el arte artístico, manifestado en el baile y el cante, también ha brillado en esta familia.

"Los Gemelos", como herederos, por parte de su padre Ángel y de su tío Julio, que fueron grandes deportistas, en sus años escolares ganaron muchos trofeos en atletismo, aquí tenemos una muestra fotográfica de algunas de estas actividades, y trofeos conseguidos.


      











                           LA DINASTÍA DE LOS BANDURRIAS
                                                       Trinidad Linares Única         
                                                                 Isabel Linares Única      
                                                          Paquita Linares Única
                                                               Mercedes Linares Única
                                                                   Carmela Linares Única
                                                    Rosario Linares Única
Si el arte flamenco, en todas sus facetas, se inició en la cueva de Manolo Amaya, al comienzo del Sacromonte, al final próximo al lugar donde arrancan las siete cuestas que nos conducen a la Abadía, se encuentra Puente Quebrada, allí surgió una de las zagas más antiguas de este barrio, la familia de “Los Bandurrias”, familia flamenca con los sentimientos más profundos en este arte.

        ÁRBOL GENEALÓGICO DE LA FAMILIA “LOS BANDURRIAS”
Hablar de la familia de “Los Bandurrias”, es trasladarse al siglo XIX, cuando Antonio Única, conocido con el sobrenombre de “El Bandurria”, personaje de carácter enérgico, con ribetes a veces de simpatía, procedente del pueblo granadino, próximo a la ciudad, Beas de Granada, persona culta, estudió en el Ave María y en la Abadía del Sacromonte, donde se complacía hablando en latín con los canónigos de temas de Historia y Política.

                                                      Abadía del Sacromonte
 Trabajó como guarda de consumos, (antiguos fielatos) fue diseñador de calzado, arribó en el Sacromonte allá por el año 1890; se casó en segundas nupcias, con "Mama Concha" mujer discreta, profundamente religiosa, que se encargó del mantenimiento y conservación de la ermita que hay junto a la actual sala de fiestas "El Camborio", y que por tradición ha ido pasando a las distintas generaciones que aún la mantienen.
Al morir nuestra bisabuela Isabel Álvarez, albaicinera de la familia de “Las Peinaoras”,  Antonio Única tuvo que sacar adelante a sus cuatro hijos, con el apoyo de su segunda mujer, que supo congeniar perfectamente con la herencia familiar que aportaba, al matrimonio Antonio Única.
                                                     Carmen Única y Frasquito Linares
                                                                                                    abuelos maternos
Carmen Única Álvarez, la abuela materna, alumna de las Escuelas del Ave María, casó con Frasquito Linares Álvarez, de origen churrianero, pueblo granadino, Churriana de la Vega, hombre de carácter alegre y simpático muy estimado por las gentes del Sacromonte, conectaba mucho con los niños, que incluso compartía con ellos sus juegos; se enamoró de Carmen a la que conoció en el Hotel Reuma, situado junto a la Casa de las Chirimías en el Paseo de los Tristes.

                                                Hotel Reuma. Óleo de José Medina Villalba
 Comentaba que venía a ver a su amada utilizando como vehículo el tranvía, y cuando se le escapaba, hacía el desplazamiento a pie, ¡cosas del amor! Para sacar adelante a su familia, esposa y seis hijas tuvo que desempeñar varios empleos: guarda de consumos en los fielatos de entrada y salida del Sacromonte y de la Vereda del Medio, 

actual Fuente de la Amapola, jardinero en el convento de las monjas, muy estimado por éstas por su simpatía y el esmerado gusto en el arte de la floristería.

                                   
                                               Fuente de la Amapola, en la Vereda del Medio.
Sus seis hijas lo amaban locamente por su bondad y exquisitez, en el trato, les introdujo el gusanillo y afición al flamenco, cantándoles canciones populares y flamencas.
Todas cantaban fenomenalmente, pero las que profesionalmente lo tuvieron como sistema de vida fueron Trinidad Linares Única, madre de “Los Gemelos” y Rosario Linares Única, que fueron unas verdaderas profesionales en este arte.
Rosario Linares Única, esposa del “tocaor” de bandurria Pepe Hidalgo  se destacó cantando Tanguillos del Sacromonte en las Cuevas de “La Pitirila”, “Canastera”, y finalmente en la Cueva de la Rocío.




                                                Cueva de zambra gitana, "María la Canastera"



                                                             Estela Rubio Linares. "Bailaora" 


                                               La bailaora, Estela Rubio Linares en una de sus actuaciones.

                                              Carmen Rubio Linares, en el Colegio del Ave María.

Trinidad y Rosario Linares Única, "cantaoras". Estela Rubio Linares, "bailaora" que ha llevado su estilo peculiar de baile a niveles universales, hermana de “Los Gemelos de Granada” Ángel y Julio, hijos de Trinidad.

                                                             Trini Linares, en el centro del grupo.
 Puesto que en este archivo se ha hablado mucho de arte, pintura, cante, baile…, no podíamos por menos dar unas pinceladas a la otra rama de este árbol genealógico en el sector que corresponde a la familia “Mondejar.

ÁNGEL RUBIO MONDEJAR, PINTOR IMPRESIONESTA Y EXPRESIONISTA. (1921-2003)

                                                  Sierro, pintoresco pueblo de Almería

“Mondéjar nace en el pintoresco pueblo Sierro, de la provincia de Almería. A la edad de dos años, junto a su madre, Carmen Mondéjar Hernández, y su hermano Julio  dejan el pueblo para emigrar a la ciudad de Granada.

                                                       Ángel Rubio Mondéjar
Ambos hermanos realizaron sus estudios bajo las directrices de la Pedagogía Manjoniana, en las Escuelas del Ave María, cuya didáctica está basada en la enseñanza intuitiva, activa, a través del juego, en contacto con la Naturaleza y dando una primordial importancia a las artes plástica: música, canto, dramatización y pintura.

                                Pintura de D. Gabriel Morcillo, profesor de la Escuela de Artes y Oficios,
                                                         bajo cuya dirección comenzó a dar sus primeros pasos en la pintura "Mondejar", (padre)
                                                       
Ángel Rubio Mondéjar, asistió en la Escuela de Artes y Oficios, a la clase de pintura, bajo la dirección del pintor, D. Gabriel Morcillo, donde adquirió los principios básicos del arte pictórico.
                                                  Pintura expresionista de Ángel "Mondejar"
 Su estilo pictórico comenzó con el impresionismo para pasar al expresionismo  imponiéndole el sello característico de su personalidad.

                                                   Óleo de Ángel Rubio Mondéjar



                                                Óleos de Ángel Rubio Mondéjar
La pintura expresionista frente a la plasmación de la realidad del impresionismo, tiende a expresar de forma más subjetiva la naturaleza y el ser humano más que la descripción objetiva de la realidad, tiende a expresar los sentimientos de las personas, es un arte personal e intuitivo dónde predomina la visión interior del artista, “la expresión” frente a la plasmación de la realidad.

                                               

Poesía y relato corto, tuvieron  su campo de acción bajo la dirección de su pluma.

                                                      Ayuntamiento de Granada 1950
Trabajó como guarda de consumos en el Fielato de Fajalauza, en la Carretera de Murcia; por oposición ingresó como funcionario en el Ayuntamiento de Granada, pasando después a guardia municipal.


                                        Ángel Rubio Mondejar, dirigiendo la circulación en Puerta Real

Hombre inquieto y de altas aspiraciones, hasta su jubilación trabajó en el Círculos de Lectores.
                                                     El chorreón de la Silla del Moro
La actividad deportiva estuvo presente en su vida diaria; amante de la Naturaleza, subía diariamente, corriendo desde el Paseo de los Tristes, donde vivía, (Calle Gumiel) al chorreoón de agua que hay en la Silla del Moro, sin impedirle, para nada, los cambios climatológicos que durante cualquier estación del año pudiera haber. Allí tomaba su baño diario; esta práctica la mantuvo viviendo en Puente Quebrada, donde tenía su cabaña, para tomar el baño del agua que él mismo portaba del río Darro.


                                            Amante de la Naturaleza, tomaba a diario el baño en las 
                                                                                                aguas del río Darro

                                                          Julio Rubio Mondéjar
JULIO RUBIO MONDÉJAR. AVENTURERO, ROMÁNTICO, PINTOR Y POETA. (1923- 1991 )
                                                  Atletismo en el Estadio de la Juventud.
Gran deportista, destacó en atletismo, en  los campeonatos escolares que se celebraban en el Estadio de la Juventud. Tocó la rama del boxeo ganando algunos combates locales y provinciales, celebrados en Almería.

                                              Los campos de fútbol del Llano de la Perdiz
Los Llanos de la Perdiz, y sus campos de fútbol, saben muchos de sus cualidades futbolísticas, este fue el trampolín para pasar después al Recreativo  del Granada y finalmente al Granada Club de Fútbol, como futbolista profesional.
Escritor, poeta y pintor con aires impresionistas y toques picasianos, marchó a Barcelona después de dejar el fútbol por una lesión que le impidió seguir con esta actividad.
                                  Julio Rubio Mondéjar futbolista del Granada C.F. con el equipo  y la directiva.


                               Julio Rubio Mondéjar marca un gol de cabeza, en el antiguo campo de los "Cármenes"                                             
Las Américas lo recibieron junto a su amigo “El Cruz”, durante algún tiempo conectó con los gauchos, los incas, pasando por Perú, Chile y Argentina.
                                                        Por las américas



                     PINTURA EXPRESIONISTA DE JULIO "MONDEJAR"




Regresó a la edad de 45 años para pasar los últimos días de su vida en Sierro su querido pueblo.
Un recuerdo a sus padres Ángel “Mondejar” y “Trini”, grandes amigos, que también habrán disfrutado desde lo más alto del firmamento, pero al mismo tiempo lo más próximo al calor familia, de amistades y público en este acto.
La gente feliz, pintura, música, y ágape, todo incluido en mismo precio.
La Corrala de Santiago, extraordinario lugar, con los espíritus de las vecinas de otros tiempos asomadas a las balaustradas de madera de los corredores, ha brillado esta tarde-noche, con la luz de LOS GEMELOS DE GRANADA. ¡Sensacional!
Sirva este archivo de recuerdo y homenaje a la familia Rubio Linares y en especial a mis cuatro alumnos: los hermanos, Ángel, Julio, Estela y Gema Rubio Linares.
DIVERSOS CONCIERTOS DE LOS GEMELOS EN SU LARGA TRAYECTORIA ARTÍSTICA

                                                El primer grupo musical que formaron. "ANDRÓMEDA"
                                             Preparando el concierto lírico, bajo la dirección de Sánchez Ruzafa
                                                                                 con temas de Manuel de Falla y Agustín Lara.
                                                     Concierto homenaje al "GRUPO REALIDAD"
                                           En la sala Granada 10, con el "GRUPO ARMONI" (1985-1986)
                                                  Música de los años 60 y 70. "GRUPO LOS CHEQUES"


                                             Presentación del disco "PUENTE QUEBRADA, SACROMONTE.

                                                       Grupo Armony

                                                Formando parte del grupo musical "LOS ÁNGELES"

                                    Grabación realizada estando en el grupo musical de los Ángeles. Disco en Vinilo. (1989- 94)

                                                        Nuevo disco con "LOS ÁNGELES". Disco en Vinilo.
                                                                                    El compositor de esta obra es Julio Rubio Linares.
                                                     Junto al pintor granadino Enrique Villar Yebra
                                   Desde el rincón de su casa, en Puente Quebrada (Sacromonte), "Carmen Mondéjar", 
                                                                    con la Alhambra al fondo nos dicen adiós.
                                                                                                    

                                En casa de su maestro, D. José Medina Villalba, como despedida de este archivo,
                                                                    dedicado a sus alumnos, LOS GEMELOS DE GRANADA.

                                           José Medina Villalba
  







4 comentarios:

  1. ¡Estupenda crónica D. José! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Eloy, agradezco tu comentario. Por la hora 19:35, en que lo has hecho, aún no estaba del todo terminado, posteriormente he agregado algunas fotos más y un comentario a la dinastía de "LOS BANDURRIAS" una de las familias más antiguas en el Sacromonte, la que pertenecen "LOS GEMELOS". ¡Un abrazo!

      Eliminar
    2. Don Jose me parece una biografía genealógica estupenda, por lo que le estoy muy agradecido por ella, y por pertenecer a esa saga de personas que ha nombrado, como hijo de Rosario Linares, una de las cantaoras y por haber pertenecido a las escuelas del Ave María en mi época del 1961 donde estuvimos viviendo en Puente Quebrada durante esos años, hasta las inundaciones del 1962/63.
      Lo dicho me parece un trabajo excelente y le doy mi agradecimiento y a mis primos Los Gemelos por facilitarme este maravilloso enlace donde he desfrutado con su lectura de las vivencias que narra de mi familia.
      Agradecido de nuevo saludos cordiales de
      Miguel Hidalgo Linares

      Eliminar
    3. Mi agradecimiento por el comentario al archivo "Los Gemelos de Granada" y a la genealogía de la familia "Los Bandurria".
      La amistad que me unió a esta estirpe de gran abolengo que, por su buen hacer, ha dejado huella, y sigue dando lo mejor en el cante y en el baile, a través de tus antepasados y los actuales, en el Sacromonte; el haberos tenido como alumnos en las Escuelas del Ave María, me hizo abrir, en mi blog, este archivo, conocido por una gran cantidad de seguidores que se encuentran distribuidos por todo el mundo.
      Un fuerte abrazo para ti y toda tu familia. José Medina Villalba.

      Eliminar