jueves, 14 de julio de 2016

PRELUDIO DE UNA NUEVA VIDA

    
                                                  Algunos de los que componen la familia Cano-Medina
     
      Este post, va dedicado a María y Antonio, con todo el cariño de sus abuelos Conchita y Pepe.
      
     Hay sucesos y acontecimientos, que se repiten continuamente durante todo el año, en la vida familiar, son momentos que nos suelen sacar de la monotonía, a veces, en el transcurrir  usual de la familia, son coyunturas que aúnan, fortalecen, y enriquecen el ámbito familiar: cumpleaños, santorales, bautizos, primeras comuniones, bodas…, e incluso circunstancias que vienen envueltas con la sombra oscura  de la amargura, por la  pérdida de algún elemento familiar, que hacen que los vínculos se estrechen más.
      No voy a entrar en la temática del desmadre en que se han convertido algunos de estos acontecimientos, y al decir desmadre me refiero a los excesos y derroches de tipo económico en los que se han convertido.

                                                           El blancor de la pureza
   
     Sin embargo, hay uno considerado cómo decimonónico, por algunos, pero en cambio, muchas familias lo siguen celebrando y al que quiero hacer alusión en este artículo.
     
                                                      La tarde había caído 
     
      La tarde había caído, el sol había dejado el color mortecino de su despedida dejando pinceladas naranjas, rojas y amarillas, sobre el lienzo celeste del cielo, inundando el ambiente; Sierra Nevada con sus crestas más sobresalientes se dejaba acariciar con los destellos de un sol que lentamente se hundía en la cuna de la noche.
    
                                             Gójar, pueblo que besa los pies de Sierra Nevada  
     Por los arrabales de un pueblo, que se acuna en la falda de nuestra Sierra Nevada, algo especial iba a ocurrir. Dos familias iban a refrendar una ceremonia, preludio de lo que dentro de unos meses sería el apogeo definitivo.
     -Querido lector, después de esta obertura, te estarás preguntando:
   -¿Quiere usted dejarse de “monsergas” y decirnos de qué se trata?
   

     -Pues no, estimado seguidor de mi blog, voy a continuar dando pasos para abrir un poco el apetito y la curiosidad lectora.
    
                                                         Antonio y María       
     La que para mí sigue siendo aquella chiquilla que correteaba por estos lugares, se balanceaba en los columpios que hay sobre el césped, escuchaba en largos anocheceres aquellas narraciones que con cierto énfasis le contaba.
-¿Te acuerdas María? 
"¡Pececito de oro, ven a mí con la colita fuera del agua…, y todo terminaba, por el egoísmo del que no se conformaba con nada, en la miseria más absoluta!, o aquel otro de, ¡burrito,burrito, echa dinerito!, o el juego de: San Juan y Matute, me cagué en tu buche, pegar y no dar, pellizquito en el culo y echar a volar..., todo narrado junto al enjambre de estrellas que se bañaban en el límpido cristal del agua de la piscina."
    
                                            Hoy, María, es una gran enfermera de quirófano     
     ¡Qué rápido ha pasado el tiempo! Hoy, te has quitado la mascarilla verde con la que cubres tu rostro, en la sala de operaciones quirúrgicas, te has desprendido de ese gorro que cubre tu cabeza, has dejado el traje y los materiales quirúrgicos que le has ido, con precisión matemática, sirviendo al cirujano y has vuelto a este lugar que tantos recuerdos tiene para ti.
     
                                                         Preparando el escenario      
     Todos hemos contribuido para que la celebración de esta ceremonia se haga con el máximo de esplendor.
Aunque a esta formalidad, por llamarla de alguna manera, muchas parejas ya no se someten, pero nuestras familias bastante tradicionales la queremos celebrar con el máximo fulgor.
     
                                El rico presente que el novio entregaba, en tiempos pasados, para pedir la mano de la novia
     
    En tiempos pasados era obligado, el consentimiento que necesitaban las jóvenes que se iban a casar, por parte de su progenitor, para contraer matrimonio, y en el que, de alguna manera, se “negociaba” o “arreglaba” el matrimonio de la hija, e incluso con el cambio o entrega por parte del pretendiente, de ricos presentes.
      En la actualidad, aunque pasemos por esta formalidad, solamente es un acto de carácter familiar sin ningún tipo de pretensión o de petición de permiso.
     
                                                     Llegan los familiares del novio      
     Por otra parte, las leyes, códices y dictámenes de la abogacía se han quedado durmiendo en el despacho y Antonio, ha llegado acompañado de su familia para realizar, la que sin más ambages habrás descubierto, “petición de mano”.
      Esta reunión de las familias, próximas a emparentar, sirve para un conocimiento más amplio, aunque ya no ocurre lo que en tiempos pasados, cuando el novio, muchas veces, no podía pisar la casa de la novia.
    
                                                     Los novios presentan a las familias     
       Los novios se encargan de hacer la presentación de las familias, sobre todo, de aquellos miembros que por primera vez hacen acto de presencia.
     
                                                                   Lugar destinado a la celebración

    Todo perfectamente preparado en un amplio patio, donde el rumor del agua de la fuente, con sus once saltarines chorros, en un alarde de explosión acuática, van a ser el fondo de acompañamiento musical.
    
                                         Los rayos solares, acarician los altos picos de la baja montaña         
     El espeso seto de pino recién cortado a tijera, y peinado a la perfección, con el verde cetrino de su vestimenta, limitarán el escenario, sirviendo de contorno con el exterior donde, en la lejanía, los últimos rayos solares, en su despedida, acarician los altos picos de la baja montaña, 


                                        El Trevenque y el Veleta dos enamorados de la alta y baja montaña
      
      El Trevenque, -continuamente habla con el Veleta-, donde un día nos bautizaron como montañeros, ¿Te acuerdas?.., mucho más allá el picacho Veleta, los Tajos de la Virgen con sus últimos vestigios de blancos neveros, se resisten en dejar su traje níveo para convertirlo en agua, están inquietos por saber que va a ocurrir esta noche.   
  
                                              Los rosales se han vestido de rojo, naranja, blanco...     
     El perfume del jazmín en uno de los rincones, del romero que rodea los jardines, de los rosales que se han vestido de rojos, naranjas, blancos y amarillos..., junto con el intenso verde de la flor del pato, que sujeta y aprisionada no le permiten navegar por el estanque, y los destellos rosados de la adelfa, van completando el escenario.


                                               El color rosado de la adelfa, completa el escenario    
      De vez en cuando, algunas hojas del olivo, van cayendo lentamente, precipitándose sobre el suelo como si fueran guirnaldas en honor de los novios.

                                                  Las hojas del olivo van cayendo lentamente      
     Los rosales de los jardines, normalmente por esta época, han dejado de cumplir su función, sin embargo, están resaltando con el colorido de las flores, construyendo vidrieras en diversas tonalidades, engalanando los diferentes espacios de los arriates y jardines.

                                              El colorido de las flores engalanan los jardines      
     Se han percatado de que algo extraordinario y sensacional va a ocurrir, han salido del letargo estival en que se suelen acomodar, dejando simplemente el verde, ese verde en una gama especial  de tonalidades que se derraman a raudales por todos los rincones del carmen, embelleciendo el lugar.


                                    El verde en sus diversas tonalidades se derrama por todos los rincones
    
     En el arriate, sobre el que se cierne la sombra del olivo, los dompedros han precipitado su nacimiento y aunque los amarillos, rojos y violetas de sus campanillas aún no han mostrado su pigmentación, sin embargo, se les nota ansias por salir.
    
                                                     La Virgen de la gruta parece sonreír      
      La Virgen de la gruta, rodeada de la falsa riparia, parece sonreír, mientras el  granadillo, del primer jardín, con las diminutas granadas, hacen la función, de bombos minúsculos de feria.


                                         Las diminutas granadas, a modo de minúsculos bombos de feria
     
     Una enorme cesta de mimbre, que en otras épocas navideñas sirvió para contener los ricos manjares de embutidos, bebidas, y diversos dulces de la época, han dado paso a unas gigantescas flores, rojas y blancas, simbolizando el amor y la pureza, en consonancia con el momento, colocada sobre uno de los bancos con asiento de piedra de Sierra Elvira, sobre dos esfinges. 


       Las fuentes, durante varios meses han estado en quietud plena, 


han vuelto alegres con sus cantarinos chorros abrazándose en hiperbólicas curvas amorosas, mientras la taza principal donde el galán de agua, actuando de jefe lanza hacia el cielo su venablo vertical, mientras los cuatro centinelas le hacen reverencia postrándose a sus pies, 



para darle pleitesía, fundiéndose todo en un cristal viviente que se precipita por la canalilla, para desembocar plácidamente en la alberca moruna, mientras las lánguidas plantas de la flor del pato, con su eréctil pistilo amarillo, que tuvieron su tiempo, hoy añoran su presencia.
     


     El agua, en una pequeña cascada, suavemente con un sonido especial de sinfonía acuática, va rompiendo el espejo que constituye la superficie del agua de la alberca, dejando un reguero de burbujas de diversos tamaños, 


                                                     Las burbujas parecen perlas recién paridas 

que surgen haciendo cabriolas como verdaderos saltimbanquis, elevándose para cubrir toda la superficie como si fueran perlas recién paridas.


                                                       Hay un ambiente especial
    
      Las tinieblas de la noche han cubierto el lugar, y los enormes focos colocados en ambos extremos, junto a las luces de las setas, asomando sus glaucas cabezas desde los rincones, el farol moruno de la glorieta, junto la luminosidad de la luz esmeralda del foco del olivo, que resalta con más intensidad las diversas tonalidades de verdes, con las que se cubre el árbol, van a suplir la luz del día, creando un ambiente especial.

                                                 Las vísperas, han sido sumamente ajetreadas     
     Las vísperas han sido lo suficientemente ajetreadas con el fin de que todo quede con el máximo esplendor, en consonancia con el evento que se va a celebrar.


                                                       Se va a condicionando el lugar    
      Unas horas antes se va acondicionando el lugar, se prueban todas las fórmulas, habidas y por haber, para la colocación de las mesas, con el fin de que no se rompa el ambiente de contacto y de cercanía entre los invitados.


                                                    La pérgola se resiste a cambiar de sitio
    
     A regañadientes, la pérgola, que se ha hecho dueña del lugar se resiste a cambiar de sitio, pero la fuerza puede más que la resistencia y por fin encuentra su nuevo aposento, por cierto, mejor que el anterior, todos contentos y ella también, está más cerca del agua y del frescor que produce.


                                        El sonido casi imperceptible del agua que cae casi sensual...     

  Por la placeta de abajo, el agua de la taza blanca de mármol, con su surtidor en medio, la va dejando caer de forma relajada, casi sibarita, mientras unas hojitas descienden del olivo, dando vueltas y más vueltas como los caballitos de un tiovivo.
Se establece un círculo vicioso, se escapa por un pequeño desagüe, para caer en cascada en el depósito, y de nuevo el pequeño motorcito la vuelve a elevar.


                                                      La adelfa perfuma el ambiente
    
     Las esculturas que por allí se encuentran, esclavizadas a la peana que las sostiene, ávidas por saber que va a pasar, se miran de reojo, mientras la gigantesca adelfa, perfuma el ambiente.

                                                      Los saludos se entremezclan      
     Son las diez de la noche, llegan los invitados del novio. Hay de todas las edades, jóvenes, y no tan jóvenes, saludos previos y encuentros de personas que hasta estos momentos no se habían conocido.


                                           Las fotos de rigor, como recuerdo, ante el pilar renacentista     
     Hay, aunque aparentemente no lo demuestran, cierto nerviosismo que se disimula, pero que se amortigua, en cierto modo, conforme las conversaciones se van intensificando.


                                                     Todo está perfectamente preparado      
     Prácticamente todo está dispuesto, los encargados de preparar las mesas están esmerándose en colocarlo todo a la perfección: manteles, cubertería, y primeros detalles que adornan las mesas,


 en el centro la fotografía de los novios en uno de sus momentos deportivos, con las iniciales A. M.


                                                     Se van ocupando los respectivos sitios     
      La gente se va colocando en sus lugares respectivos, y algunos atraídos por la diversidad de elementos decorativos, esculturas, repartidas por el entorno, patios y jardines,  quieren fotografiarse y llevarse algún recuerdo de esta mágica noche que alguien pondría, al día siguiente, en  Facebook.


                                                     Ante el Dante Alighieri 

     La inquieta Viki, ha tenido la genial idea de colocar en la espalda de cada una de las sillas, el escudo emblemático de las dos familias, adornándolas con ramitos del verde pino que rodea el recinto.


                                                   La nieta Viki, etiqueta las sillas      
     Van llegando las comandas gentilmente servidas por la pareja que se ha encargado de preparar el cátering, y entre conversaciones animadas va trascurriendo la velada.


                                                     El abuelo con su nieto Pablo
      
     Algunos, animados por el líquido elemento, de reserva, animan un poco más la escena, elevando el tono de voz, saliendo a la palestra el encuentro



 con Paco Lobatón, el de la televisión, al cual uno de los asistentes se encontró, o quiso haberse encontrado.

                                                  El novio preparado para entrar en acción     
      Momento álgido cuando llega la petición, por parte del novio al padre de la novia, del objetivo principal, que no es otro sino el de la mano de la novia.



       La simpatía y el gracejo del que siempre Antonio, (el novio) ha hecho gala se pone de manifiesto en su exposición.
   




 Siempre por parte de ambos, en sus manifestaciones estarían presentes aquellos que ya no lo están en este momento, pero sí en el corazón.

                                                          Momento álgido entrega de regalos       
     Llegado al punto álgido de entrega de regalos, invita a la novia para que cierre los ojos mientras coloca en la mesa, una escena representativa de alguna de las facetas deportivas que ambos han practicado relacionadas con el submarinismo.



     -María aunque, en el fondo marino de este trozo de mar, -¡barco no tenemos, algún día posiblemente lo tengamos!-, con cactus incluido, ¡cuidado! no te vayas a pinchar, está mi regalo.
     Una bella sortija con brillante incluido, pasaría de mano en mano para que todos lo pudieran contemplar. Quedando definitivamente colocada en la mano de María.
   

     Un magnífico reloj, regalo de la novia, después de ser observado por todos, pasaría a engrosar la muñeca de Antonio.
      La velada cada vez va subiendo en calorías de amor paterno-filiar que se acentúa con las intervenciones de los dos Pepes, padre y abuelo de la novia.


                                                  Pepe Cano, padre de la novia, en su intervención      
     Con voz enérgica pero, en algún instante, quebrada por la emoción comienza su intervención el padre.




         A continuación, el abuelo Pepe, con todo el cariño y emoción que corría por su fibra sensible, les dirigió unas cariñosas palabras.


     Una luna creciente, con su aspecto plateado y un cielo plagado de estrellas sirven de bambalinas de este escenario, mientras en pequeños corrillos, los hombres por un lado, vasos en mano, 




con sus licores correspondientes, y como temática la política, y las mujeres por otro, con sus conversaciones de vestidos, bolsos, y joyas para la próxima boda en septiembre,



 irían dando cerrojazo a esta noche, donde como objetivo principal ha sido una pedida de mano, pero también el acercamiento de dos familias que a partir de ahora comienzan, en cierto modo, una carrera juntas.
     Al final alguien comentaría, poniéndolo en facebook al día siguiente, ha sido una noche mágica.


                                                       Momentos de la despedida

     Felicidades a todos, por esta solemne velada, pero muy especialmente a los novios, María y Antonio.

                                         José Medina Villalba.

                                    REPORTAJE FOTOGRÁFICO















































































































































16 comentarios:

  1. Mi más sincero agradecimiento, al "abuelo Pepe", gracias a ti y la familia por haber hecho de aquella noche algo tan sumamente especial. Un abrazo enorme para todos y todas.

    PD. La entrada de blog...simplemente...genial ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la vida suele haber noches especiales, mágicas, querido Antonio, seguramente la de estos días, que con tus amigos estás celebrando, por esas tierras lejanas, la despedida de soltero; una noche de Reyes, en la infancia, esperando impaciente el amanecer para ver qué regalos me han dejado..., pues la de este día, en la que viniste con tu familia a pedir la mano de mi nieta, ha sido sin duda una de esas noches mágicas que a todos nos congratuló.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias papa, por recordarnos esa noche tan emotiva que vivimos todos juntos en la pedida de mano de nuestra María. Fue una noche mágica y especial para todos nosotros, porque no hay cosa más bonita que estar la familia unida en estos momentos, aunque hay personas que faltan pero siempre estarán con nosotros como son mis abuelos, mis tíos que tanto los añoro y hecho de menos. Me siento afortunado de tener la familia que tengo, de unos padres que lo han dado todo por sus hijos y siguen dándolo, de mi hermana Mari Carmen, de mi cuñado Pepe, de mis hijos Francisco y Pablo, que es lo más hermoso que tengo, de mi pareja y mis sobrinos.
    También me gustaría dedicarles unas palabras a los novios que se van a casar próximamente.
    “A partir de ahora cuentan con una nueva fuerza, la persona que eligieron para compartir sus vidas. Desde el momento que se casen pasarán a ser uno solo, estarán más conectados que nunca, Compartirán emociones, sentimientos, costumbres, actividades y retos a superar. Así mismo, vivirán momentos dulces y amargos que fortalecerán su unión de distinta manera. Los únicos que pueden hacer que su matrimonio sea exitoso son ellos mismos, así que amaros con todas vuestras fuerzas.
    Por nuestra parte os deseamos todo lo mejor. Que Dios os bendiga y os ilumine siempre para que así podáis seguir el buen camino del matrimonio y permanezcáis unidos para siempre.
    Un beso muy fuerte.
    Tu tío Francis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este mensaje, has descrito a la perfección lo que es el matrimonio, el programa de vida que deben de llevar para que fructifique en sus vidas la plenitud conyugal, con todos los éxitos y fracasos que les pueda deparar la vida, siempre superables con el elemento fundamental, motor y guía, que los ha de alimentar y que no es otro sino el amor.
      Nosotros, tus padres, hemos hecho en el trascurso de nuestro matrimonio, lo que creíamos teníamos que realizar, tener como norma en primer lugar el verdadero concepto de lo que debe ser la paternidad responsable, y a partir de ahí inculcaros, a través del ejemplo, los principales valores que deben formar a las personas, el verdadero sentido de la responsabilidad, respeto a los demás, solidaridad, equidad, justicia, fraternidad, y el verdadero concepto de lo que es la familia.
      A pesar de los modernismos, la familia es la base fundamental de la sociedad, y ese concepto siempre lo hemos tenido presente, procurando con la unión y el amor fortalecerla día tras día.
      La familia que permanece unida, jamás será vencida. Ese ha sido nuestro primer eslogan.
      Un beso muy fuerte de tus padres, y en él, unimos a todos los demás miembros que constituyen nuestra familia a la que queremos profundamente.

      Eliminar
  3. Amigo Pepe:En una ocasión iba sentada en el tranvía una señora y sobre sus rodillas llevaba una cesta de aquellas alargadas de mimbre con su asa y debajo de ella un fina tela que cubría y ocultaba el contenido de la misma, justo al lado otra señora con cierto disimulo, no hacía más que observar de reojo, pretendiendo averiguar el contenido de la misma, la portadora de ella que no era tonta y se había percatado del interés de la que justo al lado se sentaba, levantó el paño que la cubría para que pudiera satisfacer su curiosidad, esta al ver lo que allí se guardaba, dijo una corta y clara frase del más hondo y tradicional habla granadina, "CUCHI POLLILLOS". Pues algo muy parecido me ha ocurrido a mi esta tarde al ver, leer, oír y observar el contexto y el contenido, de esa entrañable ceremonia, que se apoya en las más firmes y respetuosas tradiciones familiares. No se cuantas veces he tenido que repetir esa misma expresión "CUCHI· porque he ido saltando de sorpresa en sorpresa, en alguna ocasión con las lagrimas a flor de piel. al ver como el sentimiento inundaba y mandaba en todo el recorrido de la celebración; hasta una moto se mezclo con su escape mientras tu hablabas, para recordarte aquella etapa de tu vida.
    Mi en hora buena por esa velada irrepetible, por esa unida familia que tenéis, disfrutarla, que es el valor más importante de la vida, y que esta nueva pareja sea un ejemplo y fruto de esa semilla que durante años habéis sembrado y regado. Un fuerte abrazo al mejor maestro de ceremonias y otro igual de fuerte para Conchíta. Vuestro amigo Pepe Cuadros.

    ResponderEliminar
  4. Querido amigo Pepe:
    Has hecho un comentario, utilizando una expresión muy "granaína", esa interjección, "chuchi, que expresa sorpresa y que proviene de una deformación o evolución fonética de, escucha-cucha-cuchi.
    Mentalmente la has ido utilizando conforme has visto las diversas escena del recién salido archivo.
    Esto me ha traído a la memoria otra serie de expresiones muy comunes en el vocabulario "granaíno"; como sé que las conoces, te quiero recordar algunas, incluso me atrevería a decir que las has vivido, sobre todo en los juegos infantiles y entre la gente común de la calle.
    Ejemplos:
    Abín. "Abín que no te lo dihe".
    Dum. "Dentro dum año máh o menoh".
    Encá. "Si preguntan por mí, q´ehtoy encá l´agüela".
    Lavín. "¡lavín, que calorín hase!"
    Sa. "Sa io porque la dao la gana".
    Bueno todo esto nos trae recuerdos del pasado, que son muy nuestros, y aunque alguien se extrañe, para nosotros junto a ellas vienen situaciones que nos retraen al pasado.
    No pudo faltar el sonido, como tu muy bien dices, de la moto en mi intervención, y en estos momentos se han hecho realidad las tres vespas que, una tras otra fueron mi arma y alma de trabajo, durante tantos años, y como tu "burrito", ¿lo recuerdas, aquel rucio del balcón de los pintores? se sabían perfectamente el camino que todos los días tenían que recorrer.
    De tus alabanzas a la familia, no quiero hacer ninguna alusión, ya la haces sobradamente, siendo un magnífico ejemplo modélico de representación familiar.
    Tenéis que sentiros orgullosos y honrados con vuestra pléyade de hijos y nietos, sois ejemplo a seguir para las generaciones del pasado, del presente y del futuro.
    Mi agradecimiento a tu espléndido comentario al que le uno un fuerte abrazo.
    Tu amigo, Pepe Medina.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. ¡¡Espléndido y emotivo texto, y hermosísimas fotografías que demuestran una entrañable unión familiar!! Se ve a las claras que se trató de un acto muy, muy especial, vivido por toda la familia como corresponde a un momento así.
      En cuanto al "marco incomparable" de la ceremonia, se ve que es un lugar muy hermoso y privilegiado por la naturaleza y el arte, que esperamos tener la suerte de conocer pronto.
      Un fuerte abrazo, y mi enhorabuena para toda la familia, de Amelina Correa

      Eliminar
    2. Siempre me es sumamente grato responder a todos los comentarios que hacen a mis archivos, sería por mi parte una falta de delicadeza.
      Éste, que estoy realizando ahora, viene un poco tardío, por lo que pido disculpas.
      Ciertamente, como muy bien dices, fue un acto familiar muy entrañable.
      Tenemos la gran suerte de formar una familia con vínculos entrañables, no solamente celebramos los momentos solemnes, como el que nos trajo esta situación, la petición de mano de mi nieta, sino que formamos una piña que se aprieta, tanto en las situaciones agradables como en las difíciles apoyándonos.
      En el momento que me mandas este comentario, solamente tenías la visión del lugar por las imágenes y vídeos que aparecían en el archivo, ahora en este instante que respondo, ya has tenido la oportunidad de pasar una velada con Juan Carlos y parte de mi familia, por estos pagos, muy satisfactoria para todos los que tuvimos la gran suerte de compartirla.
      Agradezco enormemente tu comentario y vuelvo a pedir disculpas por la tardanza en contestar.
      ¡Más vale tarde que nunca!
      Un fuerte abrazo, para ti y para Juan Carlos, de vuestros amigos Conchita y Pepe.

      Eliminar
  6. Mi más cordial enhorabuena a quienes habéis sabido celebrar "la petición de mano" previa a la celebración matrimonial, porque tenéis la suerte de saborear y custodiar la grandeza del matrimonio en vuestras familias. Sinceramente me he emocionado viendo las grabaciones en las que no ha faltado de nada: la sabiduría del abuelo Pepe Medina, siempre puntual para lanzar con acierto los consejos de su experiencia actualizada; la sencillez de Pepe, el padre de María, mostrando los gozos de cariño hacia los novios, y definiendo a su hija con el término "simpatía" (virtud de quien sabe estar siempre escuchando y poniéndose en disposición del otro). El detalle de Mª Mari Carmen armonizando la velada con la melodía de "La vida es bella". La espontánea elocuencia y fluidez de palabra de Antonio, el novio, que supo salvar con gracejo la situación.
    De mi parte desear a los novios que no olviden jamás los consejos del padre y el abuelo, que pongan en práctica día a día la los consejos del Papa Francisco en "Amoris laetitia", que la lean y la mediten, sobre todo el cap. IV, Y que cunda el ejemplo en el resto de los asistentes.
    Mis saludos a todos, Pepe Medina, Conchita, Francis, María y Antonio, Mari Carmen y Pepe, sus hijos Antonio y Laura y al resto de asistentes, de vuestro primo José Gómez Medina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido primo Pepe:
      La familia es el núcleo y la base principal de la sociedad, sin ella el mundo sería la hecatombe, como es un fiel reflejo la de aquellos que se han empeñado en destruirla, según algunos aire de modernidad que corren impulsados a veces por los medios de comunicación, en TV y redes sociales.
      Tanto tu familia como la nuestra, con raíces en un sencillo y humilde pueblo, pero grandioso por su ejemplaridad, casi perdido en nuestra Sierra Nevada, donde los valores fundamentales que dan vida a la familia siempre han sido el principal germen donde nos hemos basado, ha hecho que hayan funcionado nuestros hogares, y esos valores que nuestros padres nos trasmitieron hemos procurado ser faro y luz para trasmitirlos a nuestros hijos.
      Ahora ha llegado el momento, cuando estamos en el preludio del cambio de vida de un miembro de mi familia, de transmitir, en una velada de familiaridad, aunque sea en unas emotivas y sencillas palabras, consejos y orientaciones para los que se van a unir en matrimonio, tanto por parte del padre de la novia como la del abuelo.
      A ellos quiero unir tus extraordinarias y sabias recomendaciones, enfocadas a las lecturas en "Amoris Laetitia".
      Nuestro agradecimiento por tu inmejorable comentario, al que le unimos un fuerte abrazo, para ti, Pilar y tus hijos.
      José Medina.

      Eliminar
    2. DEDICO ESTAS PALABRAS A ANTONIO Y A MARÍA EN EL PRIMER ANIVERSARIO DE SU BODA. ¡¡¡ENHORABUENA!!!

      El matrimonio tiene cinco pilares: amor, madurez, respeto, compartir y comunicación. Si falla alguno de estos soportes fundamentales, la unión matrimonial de la pareja se deshace, se rompe. Es entonces, cuando de ese fuego de vida, que todo lo ilumina, que todo lo alimenta, que todo lo engrandece, que todo lo positiva... no queda de él ni las cenizas.
      Mucho se ha hablado y escrito sobre el amor. Lo mismo que un río nace para correr, el hombre nace para amar. Una persona que esté vacía de amor es un cadáver que muere a cada paso. Dicen que todo lo que nace tiene su final. Yo diría que todo, menos el amor. ¿Por qué? Es muy simple. Un buen día el amor nace en nosotros, la semilla ya estaba ahí, en nuestra psique, como cuando una planta germina, la semilla ya fue colocada en tierra feraz. Y como ella..., crece y se desarrolla y da sus frutos. Por eso cuanto más viejo es el árbol del amor, como cualquier árbol, más cuidados necesita. Pero la planta muere, el amor no. Porque Amor es Dios y Dios es Amor.
      Si el amor que se profesa una pareja es Dios, ese amor será inmortal, eterno como Él. De aquí se deduce que cuando dos personas se aman, pero no es Dios ese amor, tened por cierto que ese sentimiento se desplomará en cualquier momento y desaparecerá. En su lugar se asentará el odio y, posteriormente, la indiferencia.
      Todos vosotros y yo pediremos hoy en público a Cristo y a su Santa Madre, la Virgen de la Victoria, que intercedan ante Dios Padre para que el amor de esta pareja sea eterno, como Dios es eterno.
      De todo lo expuesto, saco una conclusión, podía deciros más, pero con ésta es suficiente. La fe y el amor del Padre Damián de Veuster, el de Juan Pablo II, el de don Andrés Manjón, el del Papa Francisco... son la misma fe, el mismo amor, Dios, aunque los caminos elegidos por todos ellos sean los mismos o totalmente distintos, para desarrollar y encumbrar y fructificar aún más en sus almas y en las de los demás ese amor divino que ellos ya llevan en las suyas.
      Dice Inmanuel Kant que vosotros, el novio y la novia, obréis siempre en la vida de tal manera que vuestra conducta pueda adoptarse como norma universal.

      Eliminar
    3. ¡Cuánto, querido y admirado amigo Pepe, te ha cambiado la vida en este último año! Por ello, te deseo que vivas la vida como Cristo la vivió. Tú eres amor, y lo das a todas las personas que te queremos y a aquellas otras que ni conoces ni te conocen. Lo más maravilloso, célico, que posee el ser humano es el AMOR. El amor de Dios a la Humanidad y el amor del Padre al Hijo, que por Amor se hizo hombre para redimirnos del pecado, y así poder conseguir lo que tanto anhelamos: la Gloria Eterna. Vivir con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
      ¡¡¡ÁNIMO, QUERIDO PEPE, VIVE LA VIDA CON AMOR, EN EL AMOR, DESDE EL AMOR, POR EL AMOR...!!!

      Eliminar
    4. Aunque, desde que te conozco hace ya muchísimos años, siempre fuiste AMOR y viviste en el AMOR y nos diste AMOR. ¡¡¡Muchas gracias, querido Pepe!!!

      Eliminar
  7. Querido amigo Carlos, tus palabras en este mensaje, igual que tus poemas son el compendio del Amor en el mayor de los grados, siempre derrochando Amor en la contemplación de la Naturaleza, en cualquier rincón de tu Granada del alma, que la sientes, la vives y la llevas en lo más profundo de tu afectividad y sentimientos. Leyendo el contenido de tu mensaje saco la conclusión, de ser una evocación que puede superar filosóficamente a los ejercicios espirituales de San Ignacio de Loyola, tal es su contenido, que cada vez que lo vas leyendo le vas sacando más jugo, más esencia por la espiritualidad que encierra, yo diría que podrían formar parte, de la Imitación de Cristo de Tomás de Kempis o una página de las Visitas al Santísimo de D. Andrés Manjón.
    ¿Cuales son los libros que han determinado la mentalidad nacional, la orientación cultural y la actitud religiosa de los españoles durante el siglo XX? ¿Quienes han sido sus maestros de espíritu, o dicho con la vieja terminología, los guías de almas en ese tramo de la historia que ha trasladado nuestro país de una fase premoderna a la más estricta posmodernidad, de un cierto dogmatismo a una cierta desmoralización, y no por simple inmoralidad sino porque muchos ahora no saben qué se tiene en pie y con ello a qué atenerse? ¿Qué libros fueron leídos siglo tras siglo y de pronto desaparecieron del horizonte hasta el punto que hoy hay que presentárselos a las nuevas generaciones como absoluta novedad? Debía la juventud de hoy leer el extraordinario mensaje que has colocado en este blog, para que les sirviera de guía y orientación en ese desorden moral en el que se encuentran aprisionados.
    Mis nietos te dan las gracias por ese preludio maravilloso que les has dedicado y yo también te agradezco ese Amor que me reconoces que humildemente acepto, pero creo no merecerlo. ¡¡¡Muchas gracias querido Carlos!!! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar